Soy ejecutiva de cuentas. ¿te atreves? | Swolf Group Iberia

Soy ejecutiva de cuentas. ¿te atreves?

21/04/2020

Por Patricia Vega. Ejecutivo de Cuentas Senior de Swolf Group Iberia

¿Has pensado alguna vez en optar a un puesto de ejecutivo de cuentas? ¿Sabes exactamente qué cualidades debes tener?

A menudo la gente me pregunta ¿y tú, a qué te dedicas? Cuando respondes que eres ejecutiva de cuentas la siguiente pregunta es ¿pero exactamente eso en qué consiste?

Las habilidades de un ejecutivo de cuentas van más allá de ser capaz de realizar varias tareas a la vez, lo que se conoce por tener un cerebro multitarea, o “multitasking”. Según IMF Business School, son 4 las principales cualidades que debes tener para ser un buen ejecutivo de cuentas: profesionalidad, actitud proactiva y resolutiva, capacidad analítica y eficacia comunicativa.

Todo esto… ¿en qué se traduce? Porque no dejan de ser conceptos muy amplios que pueden abarcar diferentes áreas. ¿Qué es lo que realmente diferencia a un buen ejecutivo de cuentas de los del montón? Si sabes lidiar con estos 5 elementos de forma satisfactoria, ¡enhorabuena! ¡Puedes dedicarte a ello!

  1. El cliente: Es lo más importante ¿verdad? Parece obvio, sí. El cliente paga, el cliente siempre tiene la razón… Está claro que debes intentar siempre que el cliente esté satisfecho con tu trabajo. Pero ¡cuidado!, hay veces en las que un cliente pide imposibles tanto a nivel técnico como a nivel presupuestario, y tienes que estar preparado para saber decir “no” sin herir su sensibilidad y perjudicar vuestra relación laboral.

Necesitas por tanto cualidades como empatía, paciencia, educación y habilidades comunicativas para saber lidiar con la multitud de personalidades diferentes que puedes encontrar en un cliente. Cualquier persona con un trabajo de cara al público sabe a qué me refiero.

  1. Si hay algo que tiene vida propia en la organización de un evento, es el presupuesto. Puede ser que tengas hasta 7 versiones diferentes, (o más), ya que cambia continuamente a elección del cliente. Por eso es muy importante que tu mente esté despejada y que dentro del caos que supone la organización de un evento, dediques tiempo sin distracción a elaborarlo, tomar nota de sus variantes, tener precisión, interiorizarlo y ordenar todas sus versiones así como la documentación derivada de cada versión en una misma carpeta para evitar confusiones y pérdidas económicas para tu empresa. Y para ello, por supuesto, vas a necesitar algo más que un conocimiento nivel usuario de Excel.
  1. Los proveedores o espacios para eventos son casi tan importantes como los clientes, ya que pueden repercutir en que estos últimos resulten más o menos satisfechos. Un proveedor contento da como resultado principalmente dos cosas esenciales: atención personalizada para ti y por consiguiente para tu cliente y su predisposición a ayudar en caso de dificultades en la organización previa o durante el transcurso de un evento. Y todos sabemos que si algún detalle se tuerce… ¡toda ayuda es bienvenida!
  1. Otro elemento importante en nuestro trabajo es el tiempo. Esa bendita y conocida gestión del tiempo. Parece que está muy de moda hoy en día, pero es que es primordial a la hora de llevar a cabo trabajos que requieren multitud de acciones. Planificar, saber priorizar tareas, elegir el momento, darte cuenta a veces de que no puedes abarcarlo todo y saber decir “no” o posponer las tareas menos importantes…. ¡Os puedo asegurar que no es nada fácil!
  1. Y por último… el bendito estrés. Todos sabemos lo perjudicial que es para la salud, pero además, en el trabajo, puede terminar minando la relación con tus clientes, con tu jefe, y hasta con tus compañeros. Sin mencionar que es muy fácil que en jornadas de estrés prolongado termines por llevártelo a casa y generar conflictos personales innecesarios. Por eso es importante que a la hora de organizar un evento seas consciente de que vas a estar expuesto a situaciones que lo generan y que debes aprender a relativizar y a tomarte las cosas con humor.

¿Crees que podrías lidiar con todos estos elementos a la vez y no morir en el intento?

¡Perfecto! ¡Serías un gran ejecutivo de cuentas!

COMPÁRTELO